Main Menu

Ocúpate del futuro educativo de tus hijos

Este es un tópico que siempre preocupa a los padres, mientras más temprano empieces a planearlo, mejores serán los resultados. Garantizar un futuro educativo para tus hijos no es tan difícil como se piensa, para esto hay que estar bien informados.

Primero tienes que realizar un cálculo de cuánto costaría la inversión para que tu hijo pueda enfrentar los retos que están presentes hoy en día a nivel educativo, donde se exigen más idiomas, más preparación y una competencia entre carreras más fuerte.

Alrededor de 11% de los estudiantes en México logran obtener un título universitario y el costo promedio de las universidades privadas se encuentra en los 66 mil pesos semestrales.

Para no desgastarte preocupándote sobre el momento y la cantidad del ahorro, existen productos que te ayudan de manera simple a planear el futuro educativo de tu hijo. El principal plan es realizar pagos cómodos en plazos largos, ya que es mucho más fácil pagar una universidad en una década que en 4 años.

Si contratas una compañía aseguradora, pagarás menos, ya que te darán un rendimiento por lo que ahorres. El rendimiento dependerá del plazo así como de la suma que se desea ahorrar.

Otro beneficio que te brinda contratar una aseguradora es la protección, pues la mayoría en caso de fallecimiento o invalidez total del contratante, te dará la cantidad total que contrataste.

Algunos estudios señalan que invertir en la educación superior de los hijos les favorece para tener un mejor futuro educativo, pues en México un profesionista gana en promedio 74% más que una persona que sólo estudio preparatoria.

También puedes acercarte a las instituciones bancarias o educativas, ya que también cuentan con herramientas de fondos de inversión. Con ellos también ahorrarás durante un periodo de tiempo determinado y el banco pagará la universidad llegado el momento.

Aquí debes tomar en cuenta que el monto total, se dividirá en periodos de 5, 10, 15 o 20 años, donde se deberán cubrir montos costantes para alcanzar la meta.

Antes de realizar un contrato con cualquiera de las opciones de financiamiento que existen, asegúrate de que las finanzas familiares sean estables para evitar contratiempos.

También existen opciones para que los estudiantes paguen sus carrera, donde la institución de su preferencia podrá cubrir hasta 100% de la licenciatura o posgrado. Comúnmente el plan de pagos se distribuye en cómodas y pequeñas mensualidades mientras se estudia y durante los primeros años de su vida profesional. En la primera etapa el costo suele ser fijo, mientras que al momento de entrar en el campo laboral tendrán un incremento anual de aproximadamente 12% con hasta tres veces la duración de los estudios, es decir, si la carrera es de cuatro años, tendrán hasta 12 para liquidar el crédito.

En las universidades públicas se encuentra el problema de selección, pues no pueden recibir a todos los estudiantes. Por ejemplo, este año la UNAM rechazó a 117 mil aspirantes. Así que investiga todas las opciones de financiamiento, becas y préstamos estudiantiles que te ofrecen las diferentes instituciones para que planees el futuro de tus hijos con anticipación.

Herédales a tus hijos lo mejor: una buena educación y prevé costos y dificultades que puedan existir en un futuro. Hoy en día por cada 100 niños que ingresan a educación básica sólo 16 logran entrar a la universidad y 6 obtienen título universitario.

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>