Main Menu

¿Cómo funcionan los créditos educativos?

Los créditos educativos son mecanismos de financiamiento generados por instituciones privadas de educación –generalmente de nivel superior– para que los estudiantes sin la capacidad económica puedan acceder a la institución educativa.

En México son muchas las universidades que ofrecen esta posibilidad de pago y es fundamental no confundirla con la beca, ya que el crédito se tendrá que pagar al finalizar la educación, aunque también existen distintas formas de liquidar la deuda.

Es de suma importancia que, antes de aceptar un crédito educativo, se resuelvan todas las dudas que se puedan tener, ya que no son pocos los casos en los que, al confundir el financiamiento con una beca, los estudiantes consideran que no deberán pagar el crédito, así como los intereses.

También cabe destacar que, normalmente, el financiamiento es un apoyo complementario y no cubre el total de los gastos educativos; además que algunos créditos se mantienen gracias al pago de los egresados, lo que permite que otros estudiantes accedan a él.

Los intereses también son otro punto a considerar, ya que éstos se generan como en cualquier otro préstamo, sin embargo, podría aumentar el monto total a pagar en hasta el doble del crédito obtenido.

Si bien, el crédito educativo podría parecer una opción complicada, lo mejor es acercarse con un experto, ya que, tanto las universidades como las empresas intermediarias suelen tener planes ajustables a cada caso particular. Además de las distintas modalidades de pago; hay universidades que, como pago al crédito, solicitan que el estudiante trabaje para la institución durante un periodo de tiempo para cubrir los gastos de su educación, otro modelo es con el pago de mensualidades a 15 años (por ejemplo), permitiendo que el estudiante o su familia no se desfalquen por los gastos.

¿Por qué es importante continuar con la educación?

Los casos pueden ser completamente distintos, sin embargo, de acuerdo con el reporte de la OCDE Panorama de la Educación 2014, en México, 62% de los jóvenes de 16 años estudian, mientras que sólo 35% de los jóvenes de 18 años cursan estudios de nivel medio superior y superior. A los 20 años de edad, sólo 30% de los jóvenes están matriculados.

Sin embargo, 72% de las personas con educación media superior cuentan con empleo y 80% de las personas con carrera universitaria tienen empleo; si bien, la educación en México no asegura un mejor empleo inmediato, sí abre las posibilidades a desarrollarse de los jóvenes, además que la educación superior abre la visión a futuro de los estudiantes.

Actualmente las instituciones públicas de educación superior en México no se dan abasto para cubrir la demanda de jóvenes interesados en continuar sus estudios y las instituciones privadas suelen tener tarifas inalcanzables para miles de jóvenes; por esto los financiamientos educativos son una excelente opción.

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>